Exportación italiana: quién sube y quién baja en 2017

Las exportaciones italianas viajan a gran velocidad y no tienen ninguna intención de detenerse. Esto es lo que surgió de la presentación del informe export2017 de SACE “Export unchained, donde el crecimiento espera Made in Italy”, que ha demostrado ser una excelente oportunidad no sólo para analizar la capacidad de vender nuestras empresas en el extranjero a nivel macro, sino también para comprender mejor qué países serán los países donde más crecerá la demanda de Made in Italy.

En primer lugar, hay que decir que para 2017 las previsiones hablan de un crecimiento significativo de nuestras exportaciones, que tras el aumento del 1,2% en 2016– se espera que muestre un aumento mucho más sustancial para el año en curso (3/4%).

En los próximos cuatro años (2017-2020) el crecimiento medio de nuestras ventas al exterior será del 4% y el impacto de las exportaciones sobre el PIB también aumentará significativamente del 30,4% en 2016 al 32,4% para 2020, casi representando un tercio de la riqueza anual producida en el Belpaese.

¿Quién compra Made in Italy?

Estados Unidos: un mercado clave para las exportaciones italianas que, a pesar de las amenazas proteccionistas de Trump, debería seguir dando una importante satisfacción a nuestras PYME, creciendo a un ritmo del 5%. Sin embargo, el desempeño de Washington estará fuertemente influenciado por la capacidad del presidente de los Estados Unidos para implementar realmente lo prometido en la campaña electoral y una referencia particular a la política fiscal. Una política fiscal expansiva, con recortes significativos de impuestos para las empresas y las personas, tendría de hecho efectos absolutamente positivos y lejos de ser insignificantes en nuestraexportación.

Principales economías de la UE: en 2017 en ninguna de las principales economías de Europa: Alemania (un 4%), Francia (3,2%) España (6,8%) – la demanda de Made in Italy seguirá disminuyendo. Sin embargo, la cifra más sorprendente es desde Londres porque incluso el inicio de las negociaciones del Brexit no debería ser capaz de reducir las ventas al Reino Unido, que se espera que crezcan un 2,3%.

Europa del Este: el crecimiento de las exportaciones italianas en esta área será de base amplia con la República Checa y Hungría (un 6% más) que jugará la mayor parte del león, seguido de Polonia (4,4%), Ucrania (3,1%), Bulgaria (2,5%) Rumania (2,1%). Números negativos para Rusia (-3,1%) Bielorrusia (-2,5%) aunque, para ambos países, se espera que el crecimiento sea superior al 2% a partir del próximo año.

Mena (Oriente Medio y Norte de Africa): En esta área, la demanda de productos italianos sigue estando fuertemente influenciada por el bajo precio del petróleo, un fenómeno que corroe el poder adquisitivo de muchos de los países de la zona. Entre ellos, se espera un buen desempeño de Irán (11,1%), Marruecos (6,2%), Turquía (3,8%), Egipto (3,2%), Arabia Saudita (2,1%) Qatar (1,5%). El mal en lugar de Libia (-6,1%), Emiratos Arabes Unidos (-1%) Argelia (-0,1%).

Asia-Pacífico: esta es la zona donde se planean fuegos artificiales reales para Made in Italy. No es casualidad que Asia sea la región más dinámica a nivel mundial (6,1%) donde el creciente poder adquisitivo de la población local impulsa la demanda de productos y servicios agroalimentarios. Los datos numéricos dejan poco espacio para la interpretación si se tiene en cuenta que los países con las tendencias “peores” son Australia (2,7%), Hong Kong (3,2%) Japón (3,4%). En la parte superior de la clasificación de la tasa de crecimiento en la compra de las exportaciones italianas se encuentra Myanmar (un 9% más ciento- Sri Lanka (un 8,7% más) Bangladesh (7,1%) Taiwán (6,3%).

América Latina: después de un 2016 para olvidar el área sudamericana debe relanzarse en 2017. Macri’s Argentina fue buena (2,8%) que, con sus reformas, está abriendo el país a la inversión empresarial extranjera. Las economías más virtuosas, sin embargo, serán México (4,6%) Chile (4,4%) mientras que se espera que Brasil siga disminuyendo (-2,8%), un gigante experimentado por la fuerte incertidumbre política y económica que no se espera que disminuya hasta 2018.

Africa subsahariana: toda la región no goza de buena salud (el PIB global en 2017 será negativo: -0,4%) y el futuro de la zona se verá fuertemente afectado por la capacidad de los principales países como Angola, Nigeria y Sudáfrica para volver al crecimiento a un alto ritmo. Los contrastes son Senegal (un 7,2%), Ghana (5,9%) Kenya (5,7 por supuesto), debido a una estructura económica más diversificada y, por lo tanto, menos vinculada al desarrollo del mercado de productos básicos, energía y minería.

¿En qué países enfocarse?

En la parte final, el informe de SACE sugiere 15 destinos para que las empresas italianas se centren en los próximos años.
Estos incluyen grandes mercados (Estados Unidos, China, Rusia, India, Brasil, Indonesia, Sudáfrica), empresas más pequeñas (Emiratos Arabes Unidos, República Checa, Arabia Saudita) y algunas sorpresas (México, Vietnam, Qatar, Perú y Kenia).

Fuente: de Exportiamo, de Marco Sabatini.
Please follow and like us:



No se admiten más comentarios

Enjoy this blog? Please spread the word :)